ENATE, el arte desde la etiqueta

ENATE y el Arte —una rima que tal vez no es casual— coinciden en un punto sublime: la voluntad de la creación. La bodega decidió desde sus comienzos, en 1992, que el maridaje de la enología y la cultura contemporánea sería un rasgo imprescindible en su carácter. Fue un desafío arriesgado desde un punto de vista empresarial y desde una perspectiva artística, pero el triunfo fue incontestable y creó escuela. El concepto acabó por imponerse: las ideas sublimes resultan evidentes una vez que alguien, ENATE, ha tenido el valor de intuirlas.

Cada uno de los vinos está asociado a un pintor de reconocido prestigio, figurando en la etiqueta una obra de su autoría

Poco a poco, añada tras añada, se ha ido forjando toda una colección compuesta de etiquetas con grandes obras de artistas nacionales e internacionales, que confirman nuestra voluntad de creación. ENATE asumió desde un principio que el arte era la esencia misma de su identidad. Conocer ENATE es entrar en un mundo de respeto al vino y al arte. Todo encaja, todo fluye, y el arte y ENATE se tornan una vez más inseparables.

La del Chardonnay Barrica, de Antonio Saura, se ha convertido con el tiempo en uno de los símbolos con los que se identifica a ENATE.

Quedó claro desde el primer momento que, el arte, en concreto, la pintura contemporánea, iba a ser la imagen de la bodega: se propuso a varios artistas que trazaron soluciones para las sucesivas etiquetas de los vinos y se adquirieron esas propuestas acabaran o no en las botellas. Antonio Saura, pintor español afincado en Francia, fue el primero en plasmar su obra en una de nuestras botellas, la del Chardonnay Barrica, cuya obra se ha convertido con el tiempo en uno de los símbolos con los que se identifica a ENATE. Y al mismo tiempo, fue con quien se comenzó a trazar este largo camino que, un cuarto de siglo más tarde, se ha convertido en el sello propio la identidad de la bodega.

Hoy, ENATE es bodega y museo. Es al tiempo vinoteca y galería artística, y ha fraguado su personalidad en la exquisitez de ambas, mostrándonos las obras de arte que visten, tanto su bodega como sus vinos. La colección de etiquetas se ha nutrido con originales de artistas españoles e internacionales, Eduardo Chillida, Frederic Amat, Antoni Tàpies, José María Subirachs, Hernández Mompó, Gustavo Torner, Erwin Bechtold, Manuel Ribera, que hoy componen la Sala de Exposiciones de nuestra bodega, con más de 300 obras de arte originales.

Más de 300 obras de arte originales de reconocidos pintores se exhiben en la Sala de Exposiciones de la bodega.

62 millones de ventanas al arte contemporáneo

Las etiquetas de los vinos de la bodega ENATE han sido, desde la primera botella, una ventana al arte contemporáneo. Durante estos más de veinticinco años que lleva embotellando y etiquetando vinos, han salido de sus almacenes algo más de 62 millones de reproducciones de más de cincuenta obras de arte contemporáneo. 62 millones de ventanas al arte de hoy, muchas de ellas trabajadas en estudios de artistas aragoneses. Cada uno de los vinos está asociado a un autor de reconocido prestigio, que se convierte en su máximo embajador a través de su obra, plasmada pincelada a pincelada en el etiquetado de cada botella. Una etiqueta que, quien escancia, tiene en sus manos la posibilidad de disfrutar de la belleza de una imagen añadida a los complejos sabores y aromas de los vinos.

Además, 19 millones de esas reproducciones de obras de arte han viajado a Holanda o Japón, Estados Unidos o Suiza, Perú, Rusia, Suecia, Taiwán o Inglaterra, Francia, Alemania, Kazajistán o Méjico y hasta más de cuarenta países. La labor de difusión del trabajo de estos artistas resulta del todo incuestionable.

Concurso de Pintura ‘Bríndanos tu Arte’

También ENATE ha apostado por el futuro, convocando desde sus inicios becas y concursos como un instrumento de compromiso tanto con jóvenes creadores como con otros de dilatada trayectoria. En 2017, esta iniciativa, bajo el Concurso de Pintura ‘Bríndanos tu Arte’, ha reconocido, en modalidad profesional, a la artista Viviana Guasch (Argentina-Alemania, 1959) por su obra ‘PLANTEMOS’, en técnica acrílico sobre lienzo, con una dotación económica de 3.000 €. Asimismo, la obra ha pasado a formar parte del archivo pictórico de la bodega. El concurso ha contado además con una modalidad novel, dirigida a winelovers amantes de la pintura no profesionales, que se ha desarrollado a través de Instagram y que este año ha tenido como ganadora a Solveig Nilsson B.

El jurado del premio ha estado presidido por Fernando Alvira, y compuesto por los pintores Pepe Cerdá y Alberto Martín Giraldo, además de Carles Guerra, director de la Fundación Tàpies de Barcelona, Julio Ramón, director del Pablo Serrano de Zaragoza, y Luis Nozaleda, Presidente de Bodega Enate.

Y es que el arte del vino no se concibe si no es con ENATE. Y se manifiesta a través de todas las emociones que los vinos de la bodega despiertan a través de los cinco sentidos. Sentir, observar, descubrir, experimentar, degustar. En definitiva, disfrutar de la más pura esencia del arte y del vino, que se traduce en una sola palabra: ENATE.

Quieres conocer las últimas novedades de Bodega ENATE?
Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos información sobre nuestras actividades en bodega y nuestros vinos.
Enviar
close-link