¿Qué son los taninos del vino?

Hablamos de ellos cuando catamos o degustamos un vino. Y es que su presencia en boca es fácil de apreciar: sensación de astringencia, sequedad y aspereza. Los taninos son los responsables de otorgar ese paso sedoso por el paladar tan apreciado en el vino, pero ¿sabes cómo detectarlos y a qué se debe su presencia?

De dónde vienen los taninos

De la uva

Se trata de una sustancia natural, de origen vegetal, que se encuentra en la piel, el hollejo y las pepitas de la uva, cuya composición principal es el polifenol, y es responsable de otorgar sensación de amargor o sequedad. ¿Sabías que se considera un método de defensa de la vid frente a animales herbívoros para garantizar que el fruto no sea comido hasta su plena madurez? No obstante, es habitual encontrar más taninos en unas variedades que en otras. Por ejemplo, la cabernet sauvignon o el tempranillo son más tánicas que otras como la gamay, al sur de Borgoña.

De las barricas

Además, también los encontramos en las maderas de las barricas. De modo que, cuanto más prolongado sea el tiempo que el vino pasa en barrica, mayor transferencia de taninos se producirá. Unos taninos que asumen un papel imprescindible en la configuración de los aromas y matices de un vino.

Así, podemos encontrar taninos tanto en vinos blancos como en vinos tintos, aunque suelen estar más presentes en los tintos, por el contacto del vino con los hollejos y por su paso por barrica. El paso por crianza es necesario para equilibrar el nivel de taninos con otros matices y aromas procedentes de la fruta o la madera. ¿El resultado? Vinos complejos y con estructura, donde los taninos ayudan en el proceso de evolución y guarda.

Cómo detectar los taninos

Para detectar los taninos entra en juego el sentido del tacto por medio del contacto del vino con nuestra cavidad bucal. Lengua, encías, interior de los mofletes y paladar van a quedar deliciosamente impregnados de estos taninos que podrán ser más verdes y secantes, terrosos o aterciopeladamente delicados, en función de la variedad de la uva, del proceso de elaboración del vino y del tiempo que haya pasado tanto en barrica como en botella.

Las propiedades de los taninos

Pero no solo podemos encontrar taninos en los vinos. Esta sustancia se encuentra también en el té, las nueces, las almendras, las granadas, la canela o el chocolate negro. No obstante, numerosos estudios respaldan que son los taninos que encontramos en el vino los que presentan propiedades más saludables para el organismo. Y es que presentan propiedades anti-inflamatorias así como antioxidantes.

En ENATE adaptamos la elaboración de nuestros vinos a las peculiaridades de cada variedad para extraer lo mejor de cada una, dando como resultado vinos complejos, elegantes y de personalidad única. Si todavía no los has probado, puedes encontrarlos en nuestra tienda online.

Quieres conocer las últimas novedades de Bodega ENATE?
Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos información sobre nuestras actividades en bodega y nuestros vinos.
Enviar
close-link