Los tártaros del vino y su beneficio en nuestra salud

También conocidos como bitartratos de potasio, los tártaros son las sales ácidas del potasio de ácido tartárico, un elemento que surge durante la elaboración del vino de forma natural, y que contribuye a mantener sus cualidades aromáticas y su textura. Así, los tártaros se encuentran de manera natural en el vino y, además de ser inocuos e insípidos, afectan positivamente a la salud del consumidor. ¡Te contamos por qué!

¿Qué son los tártaros?

Es solo un tipo de ácido de los muchos que podemos encontrar en el vino. Concretamente, los tártaros, o bitartratos de potasio (también conocidos como cremor tártaro), se cristalizan durante la fermentación del mosto de la uva, en los depósitos y barricas, de modo que posteriormente puede precipitarse de forma natural en las botellas. Así, en presencia de calcio, el ácido tartárico forma sales que, al concentrarse y superando la solubilidad, se precipitan, dando como consecuencia los famosos cristales o posos del vino. También otros factores como el alcohol pueden afectar a la solubilidad de las mismas. No obstante, es más habitual encontrarlos en los vinos procedentes de viñedos ubicados en zonas con climas más fríos, ya que las cepas suelen presentar un nivel más alto de ácidos.

Por otro lado, los tártaros pueden aparecer por igual en blancos y en tintos. Y aunque tienen el mismo color en blancos que en tintos, podemos encontrar diferencias porque en tintos arrastran materia colorante, motivo por el cual se muestran de color rojo.

En muchas ocasiones, los elaboradores llevan a cabo la clarificación y la filtración de un vino durante su elaboración con el objetivo de retirar estos sedimentos naturales que, si bien no afectan a las cualidades organolépticas del vino, no siempre gustan al consumidor. Asimismo, durante la fermentación del vino, podemos encontrar otros ácidos como son el acético o el láctico.

Beneficios de los tártaros para la salud

¿Sabías que los griegos y los romanos ya conocían los tártaros? Y es que, además de encontrarse en el vino, podemos encontrarlos en otras muchas plantas y frutas. Se trata de un componente de la uva que suele utilizarse como corrector de la acidez y como conservante natural. Por ejemplo, es un buen sustituto natural de la levadura de panadería.

Este conservante, en dosis moderadas, ha demostrado altos beneficios para nuestra salud:

  • Ayuda en las digestiones. Con una composición similar a la de la saliva, favorece nuestras digestiones, ayudando a nuestro hígado a trabajar y favoreciendo la eliminación de toxinas.
  • Estabiliza los niveles de pH. Y es que los tártaros son una sustancia alcalinizante para nuestro organismo, favoreciendo esa eliminación de toxinas y manteniendo el pH equilibrado.
  • Favorece la salud bucal. Es el aliado perfecto para aliviar el dolor dental, la gingivitis y curar pequeñas heridas de la boca. Además, refresca el aliento, ya que es un gran bactericida.
  • Mejora el estado anímico. Además de ayudar a reducir la ansiedad y la depresión, los átomos y moléculas que forman parte del ácido tartárico lo convierten en una sustancia ideal para proporcionar energía al cuerpo al entrar en el tracto digestivo.

Si quieres saber más acerca de todas las características y beneficios del vino , te contamos todos los secretos que esconden cada uno de nuestros vinos en nuestras visitas guiadas a bodega. ¡Te esperamos!

Quieres conocer las últimas novedades de Bodega ENATE?
Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos información sobre nuestras actividades en bodega y nuestros vinos.
Enviar
close-link