ENATE Rosado Cabernet Sauvignon, un viaje a través de los sentidos

Dicen de él que es un blanco con cuerpo de tinto, que en boca sorprende la explosión de los frutos rojos y que no es un rosado cualquiera. Y es que el ENATE Rosado Cabernet Sauvignon, diseñado para jugar y ganar la liga de campeones, ofrece en cada copa un viaje a través de los sentidos.

Ya en la botella, el ENATE Rosado ofrece un espectáculo visual por la combinación de colores del vino y de su etiqueta. Víctor Mira, artista aragonés, fue el elegido para vestir este vino que sorprende a la mirada dando la sensación de catar el arte ya antes de probarlo. Los colores que utiliza en su diseño se mezclan con el rosado de fondo, conseguido tras clarificar el vino después de que las uvas, vendimiadas durante la madrugada, maceren con mosto rosado y se eliminen los residuos sólidos.

El primer encuentro entre la copa y el ENATE Rosado enaltece los sentidos de la vista, el sonido y el olfato

Cuando el vino se sirve, la copa ha de ser idónea para poder apreciar bien la calidad del vino y sus aromas. La experiencia de servir el ENATE Rosado Cabernet Sauvignon no solo despierta el olfato, sino que también nos permite disfrutar del sonido y los colores del vino en su primer contacto con el cristal. Este primer encuentro entre la copa y el vino va acompañado de una gama de rosas solo mejorada por los reflejos creados en el movimiento circular de un vino que espera a ser degustado. Brillante color frambuesa, intenso y limpio, con reflejos azulados. Este movimiento nos permite, además, realzar su magnífico aroma. En este caso, las de un monovarietal de nariz intensa, muy afrutado, donde resaltan los aromas de la uva (arándano, frambuesa, pimiento). Una combinación inolvidable que continúa enalteciendo los sentidos.

Brillante color frambuesa, intenso y limpio, con reflejos azulados. Así es el ENATE Rosado.

Tras servirlo, llega el momento de disfrutarlo. En boca, presenta un ataque carnoso y pleno, con una intensa fruta roja como protagonista, recordando a la golosina. Su equilibrada acidez hace de él un vino ágil y vivo que despierta lo sensitivo. Su evolución en boca es magnífica, con un post-gusto largo y sabroso en el que destacan esos aromas varietales. Degustado entre 8º y 10ºC, el ENATE Rosado realza platos como pastas, aves en salsa de grosellas, soufflés, y es un perfecto aliado con la cocina asiática.

El ENATE Rosado realza platos como pastas, aves en salsa de grosellas, soufflés, y es un perfecto aliado con la cocina asiática.

Es esta mezcla de sensaciones lo que hace de él un vino con vida propia. Nos hace jugar inconscientemente con colores y aromas. Nos hace revivir momentos. Gracias a que la vendimia 2017 ha sido de gran calidad y concentración en el Somontano, en Bodega ENATE hemos conseguido elaborar este rosado único, cultivado con mimo en nuestros viñedos de ENATE hasta alcanzar la madurez óptima. Un rosado que nos hace viajar por los sentidos.

 

Quieres conocer las últimas novedades de Bodega ENATE?
Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos información sobre nuestras actividades en bodega y nuestros vinos.
Enviar
close-link