El Blog de Enate

Un espacio creado para los amantes del vino y el arte.

viñedo Somontano verano

Cuenta atrás para la vendimia número 30 de ENATE

Comienza la cuenta atrás para que dé comienzo el momento más esperado del año en ENATE: la vendimia. Y este año la esperamos con especial admiración, pues celebraremos nuestra vendimia número 30. Así, por un lado, celebramos que llevamos a vuestro lado 30 años, y es algo que nos llena de felicidad, pero además, se prevé que esta sea una de las mejores campañas de los últimos años por la calidad de nuestras uvas y los excelentes niveles de maduración alcanzados a tan solo diez días de que comience la recogida del fruto. Y es que, según nos cuenta nuestro Departamento de Viticultura, este 2021 el Somontano se ha beneficiado de unas condiciones climatológicas «de libro», muy favorables en comparación, sobre todo, con las que tuvieron lugar en el 2020,  y que han facilitado los trabajos en el viñedo, donde hemos podido apreciar la nula incidencia de enfermedades fúngicas y fitosanitarias que tanto daño causaron en la vendimia del año anterior. Y así se prepara el viñedo estas semanas previas a la vendimia.

Un 2021 marcado por las suaves temperaturas y la escasez de precipitaciones

Tras un año de intenso trabajo y dedicación mimando nuestro viñedo y cuidando hasta el mínimo detalle, por fin el ciclo vegetativo de la vid llegará a su fin y está previsto que comiencen las tareas de recogida el próximo martes, 17 de agosto.

Si algo ha marcado el ciclo vegetativo de la vid este 2021 han sido las suaves temperaturas y la escasez de precipitaciones a lo largo de todas las estaciones. El otoño fue bastante seco, pero con precipitaciones suficientes para que las plantas pudieran recuperarse tras la vendimia. Por su parte, el invierno llegó al Somontano muy seco y frío durante el primer periodo, muy favorable para realizar la poda de invierno y con efecto sanador sobre las cepas. El segundo periodo lo marcó la llegada de la borrasca Filomena, con importantes nevadas en la zona del Somontano y llegando a acumular precipitaciones de 50 milímetros de agua, muy beneficiosas para el subsuelo de nuestros viñedos de secano que acumularon importantísimas reservas. En este sentido, hay que destacar que en el Somontano no se vivió el efecto negativo de la borrasca, ya que las temperaturas mínimas se mantuvieron en los valores normales y no se superaron los -5 ºC, temperatura a partir de la que los viñedos pueden comenzar a sufrir heladas catastróficas. Tras la borrasca, el clima en el Somontano cambió de forma radical, ofreciéndonos de nuevo una primavera muy seca y ventosa con temperaturas muy suaves e inusualmente cálidas, que favorecieron la brotación temprana del viñedo.

Una primavera que ha favorecido uno de los mejores estados sanitarios de la uva de la última década

Después de superar con éxito los procesos de brotación, floración y cuajado de la uva en los meses previos al periodo estival, el verano continuó con temperaturas suaves y baja pluviometría y comenzó el periodo de fructificación en nuestros viñedos de ENATE. En esta época, las flores empiezan a dar sus frutos, muy verdosos debido al exceso de clorofila y a partir de aquí toda la planta se pone al servicio del fruto que poco a poco irá creciendo y se producirá la verdadera explosión de vida en nuestros viñedos.

La segunda quincena del mes de julio, gracias al adelanto del ciclo vegetativo de la vid por el adelanto en la brotación, comenzó el envero de nuestras variedades más tempranas, concretamente de la variedad tempranillo, que hace honor al origen de su nombre, con una maduración lenta y pausada. ¿Sabías que, cuanto más largo sea el periodo entre el envero y el comienzo de la vendimia, más lenta y favorable será la madurez alcanzada en las uvas? Y esto no solo a nivel de concentración de azúcares sino también en cuanto a la madurez fotosintética para obtener una uva de excepcional calidad con unas cualidades organolépticas excelentes, lo que se convierte en un aspecto muy esperanzador para afrontar la vendimia del 2021.

Unida a la fase de envero, comienza la maduración de los racimos, momento en el que la uva vuelve a retomar su crecimiento y acumula agua, sustancias nutritivas y azúcares. Es el momento de llevar a cabo los controles de madurez. Y es que la maduración se convierte en uno de los principales factores de calidad de la vinificación.

Durante estas semanas de verano, el trabajo a pie de viña continúa con la realización de labores habituales pensadas para favorecer la aireación de la planta, disminuir los ataques de hongos y garantizar un óptimo estado sanitario de la uva y se centra, sobre todo, en los viñedos de alta calidad, los destinados a la gama premium de la bodega. Aquí se están realizando las tareas de aclareo de racimos, técnica que ayudará a respirar a la vid y favorecer el estado sanitario de la uva a través de la eliminación de los racimos o granos más jóvenes, y los «desnietados» (eliminación de brotes innecesarios).

Ahora, toca seguir muy atento a las condiciones climatológicas de las próximas semanas, que marcarán el inicio de la vendimia, que se prevé en las mismas fechas de la media histórica. Y si no quieres perderte este momento, puedes vivir con nosotros esta época mágica a través de nuestras experiencias enoturísticas. ¡Te esperamos en ENATE para vivir el Somontano rodeado de arte, vino y naturaleza!

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Boletín de noticias

Recibirás noticias, novedades, planes y mucho más…

INFORMACIÓN SOBRE EL REGLAMENTO GENERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS

Viñedos y Crianzas del Alto Aragon S.A., siendo la Finalidad: envío de publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign ubicada en EEUU. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en enate@enate.es. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

Tu carrito está vacío.

Volver a la tienda