Comienzan los preparativos para la vendimia 29 de ENATE

Estamos a tan solo un mes de dar comienzo al momento más esperado en el viñedo: la vendimia. Y es que, tras un año de intenso trabajo, cuidando las cepas, mimando cada detalle, es el momento de obtener la recompensa. El ciclo vegetativo de la vid llegará a su final en las últimas semanas de agosto, en torno al 17 de agosto, y la previsión es que lo haga dándonos una uva de excelente calidad, también en esta, la que será para ENATE la vendimia número 29.

Unas condiciones climatológicas marcadas por las suaves temperaturas y las abundantes precipitaciones

Sin duda, 2020 ha sido un año atípico. También para el viñedo en el Somontano. Y si algo ha marcado el ciclo vegetativo de la vid este 2020 han sido las suaves temperaturas y las abundantes precipitaciones a lo largo de todas las estaciones. El otoño fue lluvioso y suave, permitiendo a las plantas recuperarse tras la vendimia, acumulando reservas y teniendo un buen agostamiento de la madera antes de la llegada de las heladas.

Por su parte, el invierno del Somontano ha sido, aunque no muy frío, sí muy húmedo y con grandes episodios de nieblas persistentes. Esta situación atmosférica se vio reflejada en las brotaciones, comenzando al mismo tiempo en viñedos muy distantes entre sí y con una diferencia notable de altitud. Esto es, mientras los viñedos del sur sufrían temperaturas diarias medias en torno a 5º por efecto de la niebla, los del norte gozaban de días soleados y mediodías templados. Esto provocó una homogenización en la fecha de brotación entre las distintas zonas.

Aunque la característica principal de la campaña 2020 ha sido la gran cantidad de precipitaciones acumuladas en los primeros meses del año en el Somontano, hasta el punto de haber recogido hasta la fecha valores que igualan la pluviometría anual de un año completo habitual. Unas precipitaciones que se intensificaron durante la primavera, en la que vivimos grandes episodios tormentosos que, sumados al casi clima tropical del mes de mayo, provocaron humedades relativas del aire con valores muy altos. Una situación que nos llevó a extremar los cuidados en el viñedo para evitar posibles problemas fitosanitarios.

Un envero muy esperado

Asimismo, el verano dio comienzo con temperaturas suaves y la ausencia de lluvias, que han dado un respiro a nuestros viticultores. No obstante, el trabajo continúa estas semanas con mucha intensidad preparando las cepas para obtener unas uvas en un estado óptimo. Los despuntes de la vegetación, los desojados, el picado de las cubiertas vegetales, los tratamientos fitosanitarios o los laboreos para evitar malas hierbas son algunas de las labores que se están realizando en el viñedo para favorecer la aireación de la planta y reducir esa humedad ambiental que puede generar un ambiente hostil para la vid.

Además, la normalización de las temperaturas para la época a partir del 15 de julio ha hecho que dé comienzo el envero o coloración de la uva. Un envero que ya ha dado comienzo en nuestros viñedos de tempranillo, chardonnay o syrah, y que ha sido muy esperado este año ya que, una vez enveradas las uvas, las afecciones por los temidos hongos se reducen al mínimo. Un momento increíble para visitar el viñedo y dejarse llevar por los nuevos colores y aromas que nos envuelven a su paso.

La variedad tempranillo es la primera en comenzar el envero.

La variedad tempranillo es la primera en comenzar el envero.

Ya solo queda esperar a la vendimia 2020. Una vendimia que se prevé para el 17 de agosto, si todo continúa como hasta ahora, siendo unas fechas habituales en nuestra bodega, y de gran calidad. Y si no quieres perderte este momento, recuerda que en ENATE estaremos encantados de recibirte para mostrarte desde el viñedo el proceso completo de elaboración de nuestros vinos. El arte del vino, el vino del arte a través de ENATE.

Quieres conocer las últimas novedades de Bodega ENATE?
Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos información sobre nuestras actividades en bodega y nuestros vinos.
Enviar
close-link