Nuestra vendimia nº28, un año más, excelente

El pasado 22 de agosto dimos comienzo a nuestra vendimia nº28, una vendimia de gran calidad, de la que se espera una cantidad ligeramente superior a la del año pasado. Y es que las condiciones climatológicas de estos meses han acompañado para que la recogida de la uva sea, un año más, excelente.

La climatología ha garantizado una vendimia de calidad

Así, esta vendimia se inició con un retraso de apenas tres días respecto a la fecha de inicio media de nuestra bodega y seis días antes que en 2018. Un año más, la climatología de estas últimas semanas se ha aliado con nosotros, garantizando una vendimia de calidad. ¿Las razones? La primera parte del verano fue muy calurosa, por lo que las fechas de envero fueron tempranas. No obstante, comenzado agosto, las temperaturas se suavizaron, tuvimos lluvias y las temperaturas nocturnas descendieron considerablemente, dando lugar a una importante diferencia térmica entre el día y la noche, especiales condiciones que caracterizan al Somontano y marcan la maduración de la uva. De este modo, el periodo desde el envero hasta el comienzo de la vendimia fue largo y la uva tuvo suficiente tiempo para madurar lentamente y de manera óptima.

Como cada uva requiere de unos tiempos concretos para su vendimia, los necesarios para que cada variedad alcance su estado de maduración óptimo, durante estas semanas iniciales de recogida de uva, las primeras en ser vendimiadas han sido las dirigidas a vinos blancos y rosados como la Chardonnay, que requiere de una madurez más intermedia para su posterior vinificación, la Gewürztraminer  y la Cabernet Sauvignon destinada al ENATE Rosado. Además, durante el mes de septiembre también es el turno de la variedad Merlot.

Tras estas variedades, comenzará la segunda fase de vendimia, la dirigida a recoger la Tempranillo, la Syrah y la Cabernet Sauvignon de la finca de Bachimaña, nuestro viñedo de altura, a 700 metros. Variedades dirigidas a la elaboración de vinos tintos, crianzas y reservas, que necesitan una maduración más completa, con más grado alcohólico, donde poder expresar el alto valor de la zona del Somontano.

Durante la segunda fase, se inicia la vendimia manual para los vinos monovarietales

Así, a partir de la segunda quincena de septiembre, iniciaremos la vendimia manual para la elaboración de nuestros vinos monovarietales. Esta vendimia, realizada por personal especializado de nuestro Departamento de Viticultura, tendrá lugar a primera hora de la mañana, empezando con la salida del sol, permitiendo así una cuidadosa selección de la uva, racimo por racimo, en el campo. Una vendimia seleccionada en la que la madurez es completa, y donde solo elegiremos la uva óptima para elaborar estos tipos de vinos, cuya uva fermentará en depósitos de pequeño tamaño, permitiendo así una elaboración de tipo artesanal. Es el caso, por ejemplo, de nuestra parcela Planacor, muy especial por el tipo de suelo, que solo se da en esta zona, y donde únicamente se recogerán alrededor de 3.000 kilos de uva, con la que elaboraremos nuestro ENATE UNO Chardonnay.

En plena vendimia, con alrededor de 2,3 millones de kilos de uva ya recogidos, podemos augurar unos resultados de excelente calidad, siendo algo superior a la del año anterior. Pero estos días el trabajo continúa intensamente en el viñedo y no será hasta finales de octubre cuando la vendimia esté finalizada y las vides se prepararán para dar inicio a un nuevo ciclo vegetativo.

Quieres conocer las últimas novedades de Bodega ENATE?
Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos información sobre nuestras actividades en bodega y nuestros vinos.
Enviar
close-link