Maridajes en frío, aliados contra el calor

Con el verano en todo su esplendor y la creciente intensidad del calor, la gastronomía se torna para dar paso estos meses a platos más fríos y ligeros. Bien maridados, el momento de una cena fría al aire libre hace que, pequeñas cosas como disfrutar de ese tiempo en buena compañía alrededor de una mesa, cobren valor. Te descubrimos algunos de nuestros maridajes en frío preferidos para hacer, de esos momentos, experiencias sensoriales únicas.

En verano, platos fríos y ligeros maridados con blancos, tintos y rosados

Ideal para degustar en una terraza de verano o para acompañar un plato de cocina oriental, nuestro ENATE Gewürztraminer presenta un marcado carácter especiado que lo convierte en maridaje perfecto para acompañar un tataki de atún. Y es que su abanico aromático es amplio y exuberante, lleno de matices amielados y florales. En boca es untuoso y aterciopelado, destacando elegantes aromas de rosas y especias, que desembocan en un final sedoso y envolvente que conjuga a la perfección con la intensidad del mar que aporta el atún crudo.

Para el marisco cocido, ENATE Chardonnay fermentado en barrica. Los toques ahumados aportados por la crianza en barrica le confieren ese aroma complejo y exuberante que marida con gambas, centollos o almejas al vapor. Un magnífico equilibrio entre la fruta y el roble, en el que se hace patente la relevancia de un impecable trabajo llevado a cabo con las lías y su crianza en barrica, y que se disfruta entre 10 y 12 ºC.

El verano es una época para las sopas frías como el gazpacho, uno de los símbolos gastronómicos de nuestro país por la riqueza que aportan sus ingredientes y su delicioso sabor. Para su maridaje, proponemos ENATE Rosado Cabernet-Sauvignon. Y es que sus aromas a frutos rojos enaltecen las propiedades del tomate, incrementando su sabor. Con una intensa fruta roja como protagonista, recordando a la golosina, este rosado presenta una equilibrada acidez que hace de él un vino ágil y vivo que despierta lo sensitivo.

Y no podemos olvidarnos de los tintos, también estupendos acompañantes de platos fríos. Nuestra propuesta, una merienda nocturna a base de foie de oca, queso curado o jamón ibérico maridados con un ENATE Cabernet-Merlot. Un vino de carácter cosmopolita y fácil de beber. Y es que su aroma, en el que predomina el carácter varietal sobre los aromas terciarios de la crianza y sus taninos aterciopelados, hace de él un auténtico vino de amplio juego gastronómico y para todos los públicos. Aromas a frutos del bosque como la grosella y la zarzamora, que combinan con elegantes matices florales de violeta y atisbos de pimienta, vainilla y sotobosque.

Ahora, toca disfrutar del verano y sus opciones gastronómicas con un buen vino como aliado.

Quieres conocer las últimas novedades de Bodega ENATE?
Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos información sobre nuestras actividades en bodega y nuestros vinos.
Enviar
close-link